lunes, 28 de abril de 2014

El juego de Ender

El norteamericano Orson Scott Card escribió Ender's Game en 1985, a partir de una historia breve que él mismo había publicado en 1977.
A finales de 2013 la película se estrenaba en los cines de habla hispana con el mismo título que la novela, El Juego de Ender. Dirigió la cinta Gavin Hood, y en el reparto destaca Asa Butterfield (Ender), Harrison Ford (Coronel Graff), Viola Davis (Mayor Anderson), y Ben Kingsley (Mazer Rackham).

Sí, sé que he vuelto a elegir el libro de un autor que todavía vive... Pero debo admitir que es una novela que me ha seducido por el tirón de la publicidad. Dicho lo cual, añadiré que no me ha decepcionado especialmente.
Después de leer el libro se nota que la película es más flojita, pero como dice la wikipedia, se trata de una obra que ha sido etiquetada como "imposible de filmar", porque buena parte de la trama son los pensamientos del propio protagonista.

El Juego de Ender es una novela de ciencia ficción que podríamos llamar clásica. Quiero decir que es una historia que incluye los elementos más tradicionales del género: un futuro con control de la natalidad debido a la superpoblación mundial, una reciente guerra devastadora en el planeta, naves espaciales, control de velocidad de la luz y de la gravedad artificial, una superarma destructora, y... esto es lo más importante: ¡extraterrestres!... Pero no unos extraterrestres cualesquiera, no, sino bichos, es decir, insectos, para la ocasión llamados insectores, y sí, por supuesto con capacidad también de construir armas y naves espaciales, y de lanzarse al espacio a colonizar nuevos mundos como la Tierra.

En ese escenario donde los niños son gestados bajo petición a las autoridades, nace Andrew Wiggin, apodado Ender, el último de tres hermanos elegido por su inteligencia, para ser el comandante de la Flota Internacional frente a la inminente tercera invasión de los insectores. Para ser ese gran líder tendrá que recibir formación en la Escuela de Batalla y luego en la Escuela del Alto Mando junto a otros niños cadetes.

Y ahí están todos los ingredientes del relato.

Lo primero que se observa al ver la película tras leer el libro, es que el guión de la película, obra del propio Scott, está demasiado simplificado. Por ejemplo a nivel temporal, la historia en el libro se desarrolla durante años: empieza con Ender a los 6 años y concluye en el epílogo con unos 16; cuando regresan a la Tierra para hablar con Valentine, es Ender quién construye la barca del lago, porque él lleva allí meses; y el viaje al Mando de la Flota, dura igualmente otros tres meses... En la película, Ender es un niño "mayorcito", (Asa Butterfield tenía 15 durante el rodaje). Y hay una escena al llegar a la Escuela de Batalla, para mi gusto muy poco acertada, en la que el Coronel Graff comprueba en una pantalla que la Flota Internacional dispone de 28 días antes de ser detectada por el enemigo... Es decir, que la historia se desarrolla en ese tiempo.

Aunque Ender es el protagonista casi absoluto del relato, en el libro es importante también el papel de Peter, y sobre todo Valentine, quienes a la sombra de su hermano pequeño protagonizan una subtrama en la Tierra; y también destacan el coronel Graff, y Mazer Rackham además de sus compañeros de la Escuela de Batalla: Bean, Alain, y Petra.

Igualmente en el libro se prolonga el relato con un epílogo en el que han pasado varios años, y las emociones y pensamientos de los protagonistas son más complejos. De nuevo, la película está simplificada en ese aspecto. El libro es una alegoría a los sentimientos valores humanos: amistad, inocencia, lealtad, sinceridad, coraje, imaginación... 
Y soledad, mucha soledad. Ender es un niño al que primero apartan e ignoran los otros niños porque le temen y no le comprenden, y luego porque como comandante sufre la soledad del líder, y la amistad de sus compañeros se diluye con el respeto y la admiración que le profesan. Igual ocurre con los adultos que le rodean. Las mentiras, la manipulación... no crean un ambiente en el que Ender pueda disfrutar de su niñez. Los demás niños al menos forman un grupo, y como tal pueden compartir sus momentos, sus risas, ilusiones y temores. Ender dará cohesión a su equipo, pero con el precio de la soledad, verdadero leitmotiv del relato.

Por cierto, la wikipedia se equivoca cuando dice que la escuadra Dragón la crean ex profeso para Ender. Como bien explica el libro (y la película), la habían dejado de usar porque desde su formación nadie había logrado que destacase, con la consiguiente vergüenza de tan ostentoso nombre:
- ...en los últimos cuatro años no ha habido ninguna escuadra Dragón. Dejamos de usar el nombre porque pesaba una superstición sobre ella. Ninguna escuadra Dragón llegó jamás a ganar un tercio de sus juegos de la historia de la Escuela de Batalla. Se convirtió en un chiste.   
- Entonces, ¿por qué la resucitan ahora?
- Tenemos muchos uniformes de sobra.
...

Por último quiero añadir que antes de ver la película y de leer el libro había oído en los medios algo acerca de un (supuesto) contenido de orientación sexual, (homosexual), del libro, y que éste había sido eliminado en la película.
Vamos a ver, yo no he visto ninguna referencia sexual en el libro, y las opiniones personales de Orson Scott Card ya supusieron un intento de boicot al estreno de la película.
Es verdad que Ender es un niño muy emocional, con una fuerte responsabilidad que él no ha elegido, pero lo único que él quiere es ser un muchacho como los demás, y vivir feliz con su familia y sus amigos (y amigas), y sentirse querido por su entorno. Y es verdad también que vuelca su amistad especialmente en Bean y en Alain, a quienes aprecia (y quiere) con fuerza, pero en silencio porque en los planes que los adultos han hecho para él no hay tiempo para la amistad. Pero también es verdad que la primera persona con la que empieza a relacionarse en sus horas libres y de entrenamiento, es Petra, quién le enseña las tácticas básicas de formación sin gravedad y le previene de las intenciones de Bonzo. Y Ender debe renunciar y mostrarse distante con todos ellos, porque aunque quiere y necesita su amistad para crecer como persona, debe actuar como un líder frío, porque es lo que los adultos esperan de él, aunque sea algo que le corroa por dentro y le haga sufrir fuertemente. Ender es un héroe que llora repetidamente a escondidas.

En cualquier caso, considerando que el relato principal está protagonizado por menores entre 6 y 12 años, yo solo veo niños necesitados de afecto, cariño y amistad, (¡están en una escuela militar sometidos a una férrea disciplina sin contacto con sus familias hasta los 16 años!), y no encuentro en ninguna parte la inclinación sexual ni del protagonista ni del resto de personajes. Y si la hubiera da igual, porque pienso que no aportaría nada a la historia ni es relevante para este relato.
Aunque cada uno debe responder de sus creencias y opiniones personales, irónicamente creo que el libro es una lectura llena de valores universales, y todavía más la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido.
Es un placer saber qué opinas del blog o de alguna entrada en concreto.
¡Adelante!